Cuáles son los Tipos de Suelos

Constantemente caminamos sobre él. Es la capa de la superficie terrestre donde todos los seres vivos desarrollan sus actividades. En este artículo te ayudaremos a conocer de una manera sencilla y productiva cuáles son los tipos de suelos, así como su potencial empleo para el crecimiento de plantas.

Para determinar los tipos de suelos debemos considerar las características del clima, la cantidad de agua y roca, así como lo animales que lo componen. La importancia de estudiar los tipos de suelo radica en que es la fuente de vida tanto para nosotros los humanos como para los animales y las plantas.

Cuáles son los tipos de suelos 

El suelo está compuesto por materiales orgánicos e inorgánicos, así como de agua y aire. Dependiendo de los elementos que predominen en su composición podemos determinar los siguientes tipos de suelo más conocidos:

Arenosos

Como su nombre lo indica, este tipo de sueño está conformad principalmente por arena, contiene partículas de éstas más grandes que el resto de los sueños.

No son muy aptos para la agricultura porque no mantienen el agua y su textura es seca y áspera. Sin embargo, son buenos reteniendo la temperatura y en los suelos arenosos se puede dar el aguacate, los eucaliptos y los pinos.

Calizos

Son los suelos conformados principalmente por caliza, una roca natural que provee al suelo de su color blanco característico.

Se trata también de suelos muy secos y áridos y, en consecuencia, no son los preferidos si queremos practicar la agricultura porque las plantas no pueden absorber bien los nutrientes. No obstante, hay árboles como la higuera y el almendro que pueden soportar este tipo de suelo y crecer en él.

Arcillosos

Su composición está basada prácticamente en arcilla, granos muy finos que le dan su color amarillento. Retienen en agua, pero en forma de charcos y pueden ser útiles para la agricultura si se mezclan con abono.

Sin embargo, las plantas que surgen en este tipo de suelo requieren tener raíces que puedan ir hacia zonas más profundas como el álamo blanco, el nogal y la melisa.

Humíferos

También llamados tierra negra por su apariencia y color, se trata de suelos que poseen una gran cantidad de materia orgánica en descomposición que son muy beneficiosos para la siembra. Logran retener el agua con facilidad lo que los convierte en tierras muy fértiles donde puede germinar casi cualquier tipo de planta.

Pedregosos

Ser trata de suelos compuestos básicamente por piedras y rocas de diversos tamaños. son aquellos formados por rocas y piedras de todos los tamaños.

Al igual que los suelosarenosos, los suelos pedregosos se caracterizan por no poder retener el agua y es imposible que podamos pensar en realizar actividades agrícolas en él. Aunque existen tipos de plantas como la milenrama, caléndula y la lavanda fina que sí pueden crecer allí.

Mixtos

Estos sueños tienen un poco de las características que hemos mencionado en todos los anteriores. Dependiendo de la cantidad de agua que tenga en algunas zonas puede determinarse su utilidad para la agricultura.

Como habrás leído en este artículo sobre cuáles son los tipos de suelo, algunos son buenos para la agricultura y otros no lo son tantos, pero todos son importantes para conformar el ecosistema del planeta en el que vivimos ¿Cuál es el tipo de suelo en el que vives?

Los micoorganismos que se encuentren en el suelo pueden afectar directa o indirectamente a nuestro sistema inmunológico